domingo, 2 de abril de 2017

HUIR


HUIR
Con la premisa de que todo saldrá bien

HUIR
Para no seguir viviendo entre la desolación y la euforia.

HUIR
Buscando refugio en los rincones inhóspitos de lo que somos, para aferrarnos a los recuerdos cómo el último suspiro antes de morir.