lunes, 20 de agosto de 2018

Extranjera parte 2



Su corazón sigue latiendo, ahí, en ese pedazo de tierra ubicado en el norte de América del sur. Tiene la mirada perdida y el miedo pisándole los talones.

La inevitable caída sin paracaídas fue tan fuerte que sus oídos aun se estremecen.

Fue lanzada a la nada en busca de un sueño. Fue arrojada a un bosque repleto de miedos. Aun lleva consigo el saco de sueños a cuestas y se encuentra en los ojos de aquellos que comparten sus miedos con ella.
Anda libre por el camino, sin ninguna bandera, aunque el tricolor de la suya se mezcla con la sangre en sus venas.

Desconoce si algún día pueda volver y caminar entre las tumbas de un país baldío y por más tiempo que pase, sigue volteando la mirada anhelando ver su casa.

 Realmente, desconozco si desenterrar sus raíces sea tan fácil. No sé, si el mar que habita en las profundidades de sus ojos supere a las costas de su tierra.

Quizás, su historia al igual que la del resto de sus hermanos, sea inspiración para muchos, a ella poco le importa sino esta al lado de los suyos.

Sigue a la deriva, buscando construir un nuevo camino, porque ella no olvida que la felicidad habita en los momentos, no en el destino.

Sigue caminando, rompiendo fronteras, aunque en el fondo sabe, que por más que vuelva, seguirá sintiéndose como una extranjera, en su propia tierra.

 Gabriela Infante

No hay comentarios:

Publicar un comentario